Entrevista
15/12/2011
García Martínez: “Me preocupa cómo mantener el principio de territorialidad”
Fuente: Exclusivo WGM-LA
« (Santa Cruz - 55ª Asamblea Extraordinara de ALEA) El referente tucumano de los juegos de azar se refirió a la problemática de invasión de jurisdicciones por parte de empresas que manejan juegos online de forma ilegal. La del NOA es una de las pocas que ya están trabajando con este tipo de entretenimiento. »

“Las fronteras ya no se respetan”, afirmó ante los micrófonos de WGM el representante de la Caja Popular de Ahorros de la Provincia de Tucumán en la 55ª Asamblea Extraordinara de ALEA. “Me preocupa el tema de la globalización, cómo mantener el principio de territorialidad teniendo en cuenta las lagunas jurídicas que hay respecto a los nuevos juegos virtuales”, explicó el funcionario.

En cuanto al panorama nacional, García afirmó que “se está en un momento muy especial respecto a lo que que pasa entre los juegos tradicionales y el avance de los nuevos. Es inevitable hablar de internet, ya hay una generación menor de 40 años que juega por ese medio. Antes teníamos la seguridad de que el juego tradicional era más bien un entretenimiento. Hoy hay una generación virtual que está acostumbrada al juego por internet. No creo vayan a competir mucho, porque el online trata de buscar un mercado que no participa del tradicional. Tal vez se pueden llegar a complementar”.

Ante estos cambios de modalidad y búsquedas de nuevos mercados, la provincia deTucumán es una de las pocas que ya está innovando. “Nosotros tenemos un marco reglamentario propio, que muchas provincias y lugares del mundo no tienen. Contamos con los pálpitos deportivos en un sistema mixto de tarjetas prepagas con un máximo, para que no sea atractivo para otras jursdicciones. Estamos teniendo muy buenos resultados y sin violar ninguna jurisdicción”, contó orgulloso.

A nivel nacional, García afirmó que sí se puede desarrollar la industria del juego online, pero que es necesario concientizar a las empresas sobre los filtros requeridos, “porque ellas sí los pueden poner, pero no todas cumplen. En este momento hay muchas empresas autorizadas que están invadiendo jurisdicción”.

Para evitar este tipo de situaciones, Tucumán ha tomado distintas medidas. Según el referente provincial, han hecho denuncias ante la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) para que se sancione a aquellas empresas que publiciten en jurisdicciones con las que no tienen convenio.

“Hay un vacío legal. Hemos observado en la legislación comparada que, si bien la prohibición surge por interpretación, no prohiben específicamente el juego por internet. Entonces la legislaciones locales deberían prohibirla y por excepción deberíamos autorizarla nosotros, que es el principo que aplicamos en casi todas las jurisdicciones”, explicó García Martínez.

Vanguardia regulatoria

Tucumán ha sido la jurisdicción en dar el puntapié inicial en el cuanto al marco regulatorio específico para el juego online. “ALEA lo tiene como un elemento más de bibliografía en el tema legal. En Europa hay otros convenios y otros problemas, donde ya se ha declarado que no está dentro de la libertad de comercio el juego y la invasión de jurisdicciones. Nosotros lo tenemos a nivel local y es un experimento interesante, porque estamos dando cumplimiento con la prohibición de invadir y con el sistema de las prepagas, el pin y el monto máximo, evitás que se vaya a otra jurisdicción, limitás el juego a la provincia”, se explayó el tucumano.

Capitales

Consultado sobre probables futuras inversiones, García explicó que ya hay capitales invirtiendo, pero que “se están pareciendo mucho a los juegos tradicionales. No están invirtiendo en el desarrollo para evitar la invasión de jurisdicciones, sino que están tratando de darle las garantías suficientes al apostador, hacerlo en tiempo real para que se pueda conversar con el apostador de al lado, es decir, termina teniendo las mismas características que el juego tradicional pero en una plataforma virtual”.

Pero para desarrollar esta industria no alcanza con los capitales de inversión. “Una de las claves, aún no hecha, es el consenso entre las distintas provincias, al menos las que fijan el juego, y efectuarlo mediante convenios de reciprocidad entre las otras, lo que no asegura que se instalen juegos clandestinos”, señaló el funcionario.

Sobre las dificultades a las que se enfrenta el Estado, explicó que “hay que lograr es que sean atractivos los juegos legales y limitar aquellos que no lo sean, esos que no pagan cánones ni impuestos. Es difícil, porque depende de la responsabilidad social empresaria y de los convenios que se hagan. La industria del juego es chica, las empresas que manejan los softwares también son pocas y algunas se aprovechan. Son difíciles de ubicar, porque no tienen domicilio”.

Frente a estas dificultades, Tucumán apuesta a la visibilización, al nombre y la trayectoria de la Caja Popular de Ahorros. “Legalmente tenemos serias lagunas. Nosotros lo que podemos hacer es tener el marco legal y hacerlo visible por internet. Tenemos un edificio frente a la plaza, un prestigio de años en el juego, somos los fundadores de la Quiniela. Eso da seguridad y garantía a la gente. El tema es que con tantos requisitos, con tantas prohibiciones con la ley de lavado, con las oficinas de cumplimiento y con las denuncias que hacemos, competimos contra un juego que no tiene ningún requisito”.

Quórum difícil

Para García Martínez, es muy difícil unificar criterios para una ley que sea aprobada en el Congreso Nacional y propone acuerdos de reciprocidad con juegos como el tucumano. “En Argentina tenemos un sistema federal, en el que cada provincia es soberana y puede aplicar sus propias leyes, con lo cual no es necesario un convenio con Lotería Nacional. Si se quiere que todos adhieramos a una ley marco del Congreso, va a ser muy difícil de conseguir ahora, por los intereses y los juegos que ya están instalados”, opinó.

“Cada jurisdicción va a dictar su propia ley. Para que haya una nacional tenemos que ponernos de acuerdo todas las provincias, incluyendo Salta, en la que el juego está privatizado, y San Luis, que está en la cuerda floja. Si no fueran tan autónomas y soberanas las provincias, no hubiésemos permitido que se privatice el juego allí. Hay intereses de tipo político y de otro tipo en cada una, entonces ¿cómo se juntan todos esos intereses? O prohibís el juego ilegal o se pone un juego online de cada provincia, cosa que no creo que sea rentable ni conveniente para todas”, explicó el tucumano.

En definitiva, para el funcionaro lo importante es evitar que invadan juegos o empresas que no están autorizadas: “en el país, es el caso de Misiones. Si se prueba que una provincia está invadiendo nuestro territorio, se la sanciona y se le quita la licencia. Entonces depende de una educación y capacitación de la parte política de la provincia, de la capacidad institucional del ente regulador y de la empresa, que tenga responsabilidad social”.

Ante la dificultad del quórum, entontes, en caso de llegar a acuerdos de reciprocidad, para García la empresa que actualmente opera en Tucumán no tendría problema en aunar las voluntades de otras provincias y expandir el juego. “La Caja Popular está dispuesta a hacer esos acuerdos con quien los quiera, así como está abierta a las nuevas tecnologías. Ya las estamos aplicando”, afirmó.

 
 
 
 
Otras Entrevistas